Colombia, de señores de cuello blanco, al señor de la Ruana y el Sombrero Destacado

24 Sep 2017 José Luis Mayorga G.
359 veces

“Hombres y mujeres de Ruana y Sombrero caminaran a paso gigante desde todos los lugares de Colombia para ver como uno de los suyos se convierte en presidente del país”

 

El descredito de la clase política colombiana, las constantes noticias que involucran a líderes de los diferentes partidos políticos en casos de corrupción, el hecho de que el Fiscal anti corrupción haya sido detenido por corrupto, y el que haya una profunda polarización política en el país, entre otros son factores que generan en el pueblo colombiano una desesperanza, y un dolor de alma, porque no ven en las familias o personas que durante décadas han manejado sus destino, a quienes puedan dar el giro hacia la unidad y prosperidad social y económica que merece un pueblo que continua soñando con que su próxima generación pueda vivir en Paz.  

 

Pero como en la vida siempre existirán alternativas que brinden la posibilidad de volver a creer, y a pensar que no hay derecho para que se le arrebate al ser humano lo más valioso que puede tener, “la esperanza”, nacen nuevas posibilidades, y parece ser este el caso del señor de la Ruana y el Sombrero. ¿Podrá ser él la persona que en medio de la nueva situación política y social que atraviesa el país, y en medio de tanta crisis moral, garantice un equilibrio que haga de Colombia un país próspero y que se maneje no con intereses personales, sino que sea gobernado por seres humanos capaces ética y moralmente, que se encarguen de administrar las riquezas que existen en su territorio y sus gentes en beneficios de todos, y no de unos pocos?

 

¿Pero quién es este hombre que quiere ser presidente de Colombia, y se inscribirá por firmas?

 

Este hombre es un luchador, es un Guerrero que le ha ganado muchas batallas a la vida, y desde muy niño tuvo claro que los negocios serían su futuro, por eso aunque tenía que caminar más de una hora y media para llegar al colegio, y otro tiempo igual de regreso a su casa para luego cumplir con sus deberes, nunca dejo de pensar en cómo conseguir dinero, al punto que su primer negocio lo tuvo a los 11 años, y hoy es considerado un gran empresario, conferencista a nivel mundial, y un convencido que desde la presidencia de la República podrá ayudar no sólo a las gentes menos favorecidas, sino también a la clase empresarial que tanto necesita del Estado para seguir construyendo país.

 

Cuando llego a Bogotá desde las entrañas boyacenses tenía 17 años y toda la energía para luchar por sus sueños, y los logró. Este hombre de la Ruana y el Sombrero ha recibido muchos premios en Colombia y el exterior por su capacidad y proyección empresarial, y por la generación de miles de empleos, e igualmente ha sido reconocido con condecoraciones por parte del gobierno colombiano y hasta una Universidad de Francia le otorgó un título Honoris Causa, lo cual lo enorgullece, pero no le hace perder su humildad y por el contrario lo hace comprometerse más para que todos los colombianos tengan oportunidades de hacer sus sueños realidad.

 

No escondo mi pasado campesino, y por el contrario me siento orgulloso de pertenecer a esa clase honesta, pujante y que cada amanecer se levanta para dar lo mejor de sí y hacer de Colombia una despensa alimenticia para el mundo, manifiesta. Y es por eso que siempre le gusta estar al lado del pueblo, de aquellos que lo necesitan. Y con ese pasado de campesino, pero con su momento actual de gran empresario es que se propone llegar a la presidencia de Colombia.

 

Y no es nada descabellado pensar que sea el momento histórico para que se presente esta oportunidad, máxime cuando existen decenas de candidatos inscribiéndose por firmas, y algunos otros huyendo de sus partidos tradicionales, porque ven en la fórmula de la recolección de firmas una posibilidad para desvincularse de los desastrosos casos de corrupción que manchan una vez más a esa colectividades que han asumido el poder por siglos, y que hasta la fecha no han sido capaces de trabajar verdaderas políticas sociales.

 

Un campesino hecho empresario, es un gran ejemplo de pujanza y una demostración de que, si se administran bien los recursos, siempre será posible hacer de los sueños realidades, y de pronto eso es lo que necesita Colombia, ya que es un país inmensamente rico, pero mal administrado, los gobernantes de nobles cunas se han preocupado más por mantener y aumentar sus intereses personales o familiares, que por el bienestar del pueblo en general.

 

Ejemplos sobran hoy a nivel mundial, la gente cansada de los políticos tradicionales ha decidido entregar en las urnas una oportunidad a los empresarios para que sean ellos quien administren su país desde el cargo de presidente, ya no de una compañía, sino de su nación, y en estos encontramos al presidente francés Emmanuel Macron, y más cerca a Colombia, el ejemplo es el actual presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski.

 

¿Votaría usted por el señor de la Ruana y el Sombrero?

 

Ante esta pregunta hecha a personas de diferentes clases sociales, y en diferentes sectores de las ciudades capitales de Colombia, se encontró variedad de respuestas. Están quienes quieren conocer primero el nombre e historia de esa persona, pero también aquellos que manifiestan estar cansados de los engaños de los políticos tradicionales, y de la manera como se ha desbordado la corrupción, por eso no dudarían en dar su voto para el Congreso de la República o para la presidencia de Colombia por alguien que signifique cambio, y mejor si conoce lo que es sufrir las necesidades que padece el pueblo, respondió el ingeniero Gustavo Sandoval. Pronto hombres y mujeres de Ruana y Sombrero caminaran a paso gigante desde todos los lugares de Colombia para ver como uno de los suyos se convierte en presidente del país, indicó un estudiante universitario que no quiso dar su nombre.

Valora este artículo
(13 votos)

Visitas en nuestro sitio

0.png1.png1.png3.png1.png9.png2.png
21-10-2017

Indicadores Económicos

Últimas Noticias

Calendario

« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31